Enlaces patrocinados:

1. Sea claro en el resultado final deseado.
Esto podría sonar obvio, pero es sorprendentemente fácil saltearse este paso. Sea lo más claro posible sobre lo que quiere lograr a través del trabajo, lo visión y la misión. Asegúrese de que sabe exactamente cómo será el éxito y como llegará allí. Siendo “más” en algo no es un objetivo claro- sin importar de lo que quiera ser más (más saludable, más paciente, más relajado, más productivo, etc). Establezca y elija un objetivo concreto y sabrá cuando haya llegado allí.

2. Cree un calendario y establezca hitos en el camino.
Establezca una fecha para lograr sus resultados, esto es clave en el liderazgo. Anote en el calendario los “hitos” para usted mismo. En otras palabras, identifique las fechas en que planea lograr pasos específicos hacia su objetivo. Esto lo ayudará a mantenerse en camino y reconocer la necesidad de hacer algunos ajustes (si está teniendo dificultades en lograr sus hitos que ha identificado) a medida que avanza.

Habitos y eficiencia


3. Utilice plazos para permanecer en camino.

Elimine la mayor cantidad de vaguedad e incertidumbre que pueda. Si tiene un paso difícil para hacer o se está complicando, establezca para usted mismo un plazo. Podría decidir escribir 3 páginas de su novela antes de las 3 de la tarde, ir al gimnasio 3 veces a la semana, o tener su tarjeta de crédito organizada para una fecha específica. Los plazos pueden ser útiles cuando está luchando para tomar una decisión y se siente atascado. Establezca plazos y comprométase a avanzar tomando una decisión antes de que llegue la fecha límite.

4. Maneje su obseción por el perfeccionamiento.

Para construir la vida que anhelamos, nada nos dejara fuera de carrera tan rápido o nos descarrilará totalmente como nuestro perfeccionamiento interior. La perfección, en el trabajo o en cualquier ámbito, es algo que raramente logramos y a veces no es necesaria. La creencia de que tenemos que tener algo perfecto antes de considerar dar el siguiente paso es una gran forma de llegar a ningún lado. Trabaje en desarrollar una conciencia en donde su deseo por excelencia es trabajar para usted y cuando haya superado cualquier definición de utilidad. Hay un concepto llamado el Principio de Pareto que debería considerar. El principio de Pareto establece que el 20% de nuestros esfuerzos producen un 80% de nuestros resultados. El 80% adicional de nuestros esfuerzos sólo va a resultar en el 20% adicional de los resultados. De acuerdo con este principio, el primer objetivo de nuestro esfuerzo es el uso más productivo de nuestro tiempo. Pasar tiempo en la parte final del trabajo para hacer a algo “perfecto” es, a veces, tiempo intenso y no productivo.

Enlaces patrocinados:

5. Cree un ambiente para el éxito.
Rodéese con lo que necesita para mantenerse en camino, crea en usted mismo, y permanezca centrado en su objetivo. Si está tratando de perder peso, no llene su cocina de comida chatarra. Si está iniciando un nuevo negocio, despeje el espacio de oficina que necesita y reúnase con gente que lo aliente y crea en lo que está haciendo. Si está recortando y ahorrando gastos, no gaste su tiempo libre en el shopping. En su lugar, asegúrese de tener recordatorios frecuentes de por qué su trabajo duro va a pagar por usted.

6. Consiga apoyo.
Quizás la parte más importante de su entorno es la gente que está en él. Cree un sistema de apoyo. Encuentre personas que sepan sobre su objetivo y crean en usted. Lo ideal sería que incluya a gente que trabaje hacia el mismo objetivo o hacia uno similar. Esto no crea competencia sino apoyo. Le va a gustar tener alguien en su esquina que recuerde por qué su objetivo es importante en esos días oscuros en los que no puede. Va a querer un equipo de apoyo que crea en su habilidad de triunfar y que le recuerde esto cuando más lo necesite.

7. Sea responsable.
No sé por qué, pero muchos de nosotros trabajamos mejor cuando tenemos que rendirle cuentas a alguien. Decirle a alguien más que estamos comprometidos a hacer algo, y saber que él lo comprobará y nos preguntará como lo hicimos, es un motivador poderoso.

8. Sea flexible.
La vida pasa y las cosas no siempre van de la forma en que estaban previstas. A veces se aprende que algo no funciona y va a tener que probar con un plan diferente. Si algo no funciona, no lo vea como una falla, véalo como un dato. Utilice lo que aprendió para reajustarlo y cambiar su curso si es necesario. Esto es clave en el líder.

9. Encuentre un mentor.

No hay necesidad de volver a inventar la rueda. Es probable que, sin importar lo que esté intentando hacer, alguien ya haya tenido éxito con algo similar o sabe algo que usted no. Incluso aún los Atletas Olímpicos -los mejores del mundo en lo que hacen- tienen entrenadores. Encontrar a alguien que tenga la experiencia para ayudarlo a despegar puede ayudarlo a lograr lo que quiere con mayor rapidez y facilidad.

10. Celébre.
Las personas con grandes logros tienden a tentarse de saltear este paso. Es fácil acostumbrarse a tener la nariz en el próximo proyecto antes de terminar el primero. NO se saltee celebrar los hitos y metas que alcanzó. La pausa que toma para felicitarse a usted mismo le dará energías, lo motivará y hará crecer su confianza para sus proyectos futuros. Además, al pararse en la cima de la montaña y ver hasta qué punto ha llegado, es una experiencia increíble.