Enlaces patrocinados:

El cambio ocurre… es inevitable, y es parte del crecimiento personal. Como John F. Kennedy acertadamente dijo: “La única certeza inmutable es que nada es cierto o inmutable”. Aunque la frase no es completamente cierta, puede tomarse de la misma la parte de verdad que tiene: el cambio existe. El cómo navegamos el cambio determina dónde terminaremos y en términos reales, la calidad de nuestras vidas. Me atrevo a ir más lejos y decir que la persona que domina el cambio, domina la felicidad. Ahora, le puedo garantizar que tu educación en esta materia fue como la mía. No había clases de cómo manejar los cambios. Sin embargo, experimentar muchos cambios es natural e inherente a la vida.

El cambio en el crecimiento personal

Pruebas de que el cambio es natural:
• La oficina americana de estadísticas del trabajo mostró que aquellas personas nacidas entre 1957 y 1964 tuvieron en promedio 9 trabajos entre los 18 y los 36 años de edad.
• También informó que el censo más reciente de indica que el 50% de los casamientos terminan en divorcio.
• El 16% de todos las familias estadounidenses se mudarán este año, lo que significa nuevas escuelas, nuevas vidas, nuevas rutinas.

Es agotador pensar en ello. Estas estadísticas hablan sobre trabajo, mudanzas y casamientos. Otros cambios podrían ser el nacimiento de un niño, un hijo que se va de casa, un cambio en la salud, un desastre natural, una nueva relación o el fin de una relación dolorosa.

Enlaces patrocinados:

Claves para evitar los síntomas del “apagón”.
Para atravesar el cambio que nos lleve por el camino a la felicidad, grato o no, por lo general ajustamos nuestros cinturones de seguridad y contener la respiración hasta que el polvo se asiente del otro lado. En ese proceso nos perdemos poderosas oportunidades de crecer mientras ocurre el cambio y de volvernos más poderosos gracias a la experiencia. ¿Cómo deberíamos pasar nuestro tiempo más sabiamente al viajar por el sendero del cambio? El viaje luciría algo así:

El cambio y las crisis

1. Para comenzar, nos detenemos por un largo rato meditando acerca del nuevo camino que se nos abre frente a nosotros. Lo observamos, nos acostumbramos a él y ya lo vemos como algo real y estable. Recordemos que nuestra actitud ante el fracaso determina el éxito.
2. Con una clara visión de nuestras metas, nos convertimos en aventureros de nuestro viaje. Esto resulta mucho mejor que arrastrar nuestros talones pateando y gritando.
3. Documentaremos nuestros días, nuestros sentimientos, nuestros momentos de risa en un Diario del Cambio.
4. Nos haremos tiempo simplemente para ser. El torbellino que nos ha arrastrado al cambio puede ahogar nuestra vida y puede desdibujar nuestras percepciones. Un poco de tiempo en soledad puede ayudar a calmar esos vientos y disipar el polvo.
5. Nos volveremos visionarios, tendremos realmente claro a dónde queremos llegar y quienes queremos ser una vez que el cambio haya pasado.
6. Finalmente, nos habremos rendido frente al vacío. Ese lugar en el medio, donde encontramos nuestro verdadero equilibrio cuando el paisaje cambiante deja cosas difíciles de reconocer. Confiaremos en que podemos y surgiremos con un nuevo entendimiento y nuevos dones.

Nos gustaría que comentes cuáles han sido tus dificultades en tus propios procesos de cambio. Recuerda que este sitio intenta ser una comunidad donde la experiencia de cada uno nos sirva a todos.