Enlaces patrocinados:

Entrenar a los individuos no es suficiente
Muchas personas han sido enviadas a cursos de dos o tres días para desarrollar su creatividad de varias maneras. Al igual que el rafting, estas experiencias pueden ser muy valiosas y agradables. Incluso pueden encontrarse a sí mismos creando lazos afectivos con personas de un modo inesperado durante el fin de semana. Pero usualmente regresan al trabajo el lunes a la mañana y encuentran que la compañía sigue igual, sin cambio alguno. Desarrollar una cultura de creatividad involucra más que entusiasmar a un pequeño número de individuos. Esto significa energizar a la organización entera. Hay varios procesos relacionados para facilitar una cultura de creatividad. Tenga en cuenta, entonces, que estos “cursitos” de creatividad, liderazgo o coaching solamente harán que su empresa gaste el presupuesto de capacitación pero difícilmente hará que algo cambien dentro de ella. Recordemos, al respecto, nuestro artículo sobre educación o adiestramiento.

Creatividad laboral

Derribando algunos límites
El entendimiento creativo suele ocurrir al hacer conexiones entre ideas que estuvieron previamente desconectadas. Esta es la causa de que los mejores grupos creativos estén formados por especialistas de diversos campos, y de que el mayor periodo creativo en la vida de una organización suele ocurrir en sus primeros días, cuando surge un remolino de emoción acerca de las nuevas posibilidades. Simular el impulso creativo en las compañías suele involucrar el derribar los límites entre los especialistas y los diferentes departamentos para que las ideas puedan fluir con mayor libertad entre los especialistas de diversos campos de aplicación. Esto puede hacerse reuniendo a los especialistas en proyectos de equipos, simplemente para fomentar la experimentación y el cambio de ideas.

Enlaces patrocinados:

Estimular los ambientes creativos
La creatividad se basa en el flujo de ideas. Esto ocurre mejor en una atmósfera donde se fomentan los riesgos y donde las fallas son vistas como parte del proceso al éxito, no como un error que debe ser castigado. Recordemos al respecto nuestro artículo sobre la crisis educativa que nos aqueja. La creatividad puede ser reprimida por la presión de entregar el tipo incorrecto de recursos en un periodo de tiempo limitado, lo cual puede ser considerado dentro de ciertos ambientes como una falta de responsabilidad. Existe una tendencia en todo el mundo corporativo al “poco tiempo”. Mientras las organizaciones compiten en mercados cada vez más agresivos, los presupuestos para investigaciones experimentales, cielos azules pensantes y un amplio rango de desarrollo están siendo cortados por los intereses de los retornos inmediatos y resultados instantáneos. El efecto puede sofocar el ambiente de creatividad sobre el cual depende el éxito a largo plazo.

Creatividad laboral

Aprovechando la creatividad de las personas que ya trabajan en la empresa
Las organizaciones también deben establecer sistemas en los cuales las habilidades creativas de todas las áreas y niveles de la compañía sean aprovechadas por los objetivos de la organización. Aquellos que dirigen las compañías deben explicar de manera práctica que las nuevas ideas serán evaluadas, desarrolladas y activamente retribuidas, tanto profesional como financieramente.

El saber convencional sugiere que la “Guerra de Talentos” sólo puede ser ganada robando los recursos de los otros competidores. Una mejor estrategia es reconocer la abundancia de potencial sin explotar en nuestro medio. El talento humano no se encuentra en escasas dosis. Las limitaciones están en cómo lo reconocemos y desarrollamos. Usualmente, las limitaciones se encuentran en los propios directivos de las empresas. Tanto en el futuro, como en el pasado, las compañías que sean capaces de desarrollar a las habilidades de su propia gente encontrarán, curiosamente, que las personas dentro de su propia empresa son las personas que harán los trabajos mas extraordinarios y creativos.