Enlaces patrocinados:

Es triste decirlo y duro aceptarlo para algunos, pero el amor a veces se termina. Los matrimonios fallan. Las relaciones colapsan. Las llamas de amor se apagan. Lo que comenzó con tantas promesas a veces termina en desastres. Las parejas que cayeron en el amor apasionado, ahora se encuentran dolorosamente sin amor. Esto pasa. Esto duele. Y algunas personas no pueden superarlo.

Como la mayoría de la gente sabe, la tasa de divorcio entre las parejas casadas en los Estados Unidos es aproximadamente del 50%; el resto de los paises de occidente se va acercando paulatinamente a esas tasas. Deberíamos añadir que no hay estadísticas comparables para los que no están casados, pero que simplemente se desenamoraron. Sea el numero que sea, es evidente que muchas parejas terminan sus relaciones amorosas. Las razones son múltiples y variadas. Pero el resultado es el mismo: el amor termina para muchos. ¿Por qué esto sucede? es un debate para otro día

Enlaces patrocinados:

Por el otro lado, muchas parejas que sienten que sus llamas de amor se extinguieron, deciden darse otro partido, otra oportunidad. Deciden volver a prender la llama de amor. Deciden caer de nuevo en el amor. Para ellos que deciden iniciar otra relación de amor con otra persona, algunos quieren amores a corto plazo sin compromisos a largo plazo. Eso esta bien, pero el tema central de nuestro debate de hoy es sobre las personas que quieren caer de nuevo en el amor a largo plazo. ¿Tu qué opinas al respecto?