Liderazgo según Hugo Landolfi Rotating Header Image

Un ejemplo de perseverancia y liderazgo: la lección del Endurance

El 7 de diciembre de 1914 Ernest Shackleton y una tripulación de 28 hombres a bordo del buque ENDURANCE ingresaron en el bloque de hielos permanentes del continente Antártico. ¿Su objetivo? Ser los primeros en hacer una caminata a lo largo de todo el continente a pie.

El buque ENDURANCE debió navegar a través del hielo, por algo más de un mes hasta el 18 de enero de 1915, cuando el buque se encontró atrapado y rodeado por los bloques de hielo de la Antártida. A pesar de los esfuerzos de la tripulación, el ENDURANCE seguiría estando atascado en el hielo durante los próximos nueve meses.

El barco Endurance

Los grandes hielos del bloque Antártico presionaban constantemente, amenazando con quebrar el ENDURANCE en astillas. Aquella amenaza forzó a la tripulación a abandonar el barco en octubre de 1915. De allí en adelante deberían vivir sobre el hielo. Un mes más tarde, el barco se hundió, dejando a la tripulación con solo algunas carpas y tres barcos chicos, sobre un bloque de hielo que iba a la deriva. Los hombres sobrevivieron durante los siguientes seis meses, matando focas, pingüinos y hasta sus propios perros de trineo para utilizar como alimento.

En abril de 1916, los 28 hombres descubrieron una isla en el horizonte. El bloque de hielo se rompió lo suficiente para permitirles a ellos probar por momentos las aguas mas frias de la tierra. Siete días más tarde arribaron a la deshabitada e inhospitable Isla del Elefante.

En el hielo

Lejos de rutas marítimas regulares, Shackleton, un hombre esencialmente honesto, sabía las posibilidades de un rescate desde donde ellos se encontraban eran inexistentes. Podían estar en tierra firme, pero estaban lejos de la seguridad y más lejos aun de casa. Tenían pocas opciones: si iban a ser rescatados, sería a causa de sus propias acciones evitando la codependencia. El 24 de abril de Shackleton zarpó, con una tripulación de cinco hombres, a la poblada isla de Georgia del Sur, a 800 millas de distancia. En caso de tener éxito, volverían por los otros 23 hombres.

El débil pero valiente grupo navegó por 17 días, pelando contra las tormentas de alta mar y las aguas congeladas, y lo lograron. Habían llegado a la isla de Georgia del Sur, pero las horribles condiciones meteorológicas y su salud los obligó a desembarcar en el lado deshabitado de la isla.

Los tripulantes

Si iban a sobrevivir, los hombres tendrían que encontrar la fuerza para actuar una vez más. Así, Shackleton y dos de sus tripulantes, avanzaron a pie por toda la isla. En 36 horas, recorrieron 22 millas por el glaciar Timón, a mil pies de alta montaña, para llegar al puerto de la ballena de Stromness el 20 de mayo de 1916.

Sus intentos de rescatar a sus tripulantes abandonados en la Isla Elefante no tendrían éxito por otros tres meses cuando, el 30 de agosto de 1916, casi dos años después de que habían partido inicialmente Shackleton rescató a su tripulación restante. Curiosamente, los 28 hombres sobrevivieron a la odisea. Mirando hacia atrás, parece una odisea imposible, con una tragedia y un obstáculo tras otro. Y aún así, los hombres del ENDURANCE, lo superaron y sobrevivieron.

La vida a bordo

La próxima vez que usted se enfrente a un obstáculo que parece imposible de superar, recuerde la historia del ENDURANCE… Y siga adelante. El éxito no se logra por tomar el camino más fácil (o el que usted planeó tomar); sino que se consigue mediante la toma de acciones coherentes y persistentes hasta que alcance sus objetivos. Mientras crea y resista, usted tendrá éxito y alcanzará sus logros y la felicidad.

Share

Regístrate con tus datos para que podamos
avisarte cuando publicamos algo nuevo:


7 Comentarios

  1. Luis Roberto Vazquez Morales dice:

    Querido hijito, esta historia es conmoverdora y nos da una leccion para nuestra propia vida. Deseo te sirve para encontrar la felicidad.
    Mama.

  2. [...] La ejemplar historia de los tripulantes del buque Endurancewww.sabiduria.com/liderazgo/perseverancia-endurance/ por Simbionte hace pocos segundos [...]

  3. Bruno dice:

    Felicidades por el post. Es una historia que a mi también me encanta, yo la encontré a través de Retrokang (http://www.retroklang.com/?p=482) y me dejó realmente fascinado. La esperanza y el coraje deben ser lo último que se pierde!

    Saludos

  4. marcos dice:

    es una muybuena historia

  5. jose luis dice:

    felicidades es una historia my chevere gracis

  6. QUE CALIDAD ESTA PARA MORIRCE DE DUDAS MUY BUENA HISTORIA
    FELICIDADES,EXELENTE,MUY BIEN……..-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

  7. YSBELIA GRANADILLO dice:

    Buenisimo……..asi debemos continuar adelante, los tropiezos dan herramientas para tomar fuerzas y alcanzar las metas….permanecer en la lucha diaria……con alegria es la base del triunfo……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>