El portal donde encontrarás todo sobre:
  • Dietas para adelgazar
  • Alimentación sana
  • Cura de enfermedades
  • Noticias diarias
  • Ejercicios, meditación y espiritualidad
 

 



Otros recursos:


Bases y fuentes de alimentación humanas

El almuerzo, fuente principal de alimentación: en nuestra cultura moderna el almuerzo se ha constituido como la principal ingestión de alimentos del día y es el momento especial de reunión que favorece la relación de las personas (familiar o de grupo) y la enseñanza a través del ejemplo de los hábitos de alimentación. Por ello se debe propiciar un clima calido, sosegado, sin interferencias (TV, radio o ruidos molestos). Trataremos de evitar en lo posible el desorden en los horarios, la cocción de alimentos a última hora, las pausas largas entre plato y plato, comer con mucha rapidez. El almuerzo debe ser variado, completo y estar de acuerdo a las necesidades alimentarias de los jóvenes y adolescentes para evitar trastornos como la anorexia.

Plato principal: arroz, legumbres, pastas, ensaladas verdes o verduras con papa y batata, en los que puede agregarse ocasionalmente para complementar, algo de carne vacuna o porcina, pescado o huevos, etc. El valor nutritivo de este primer plato es el aporte de energía, principalmente de los hidratos de carbono complejos o carbohidratos. Es de relevancia consumir las cantidades adecuadas de estos productos porque las necesidades energéticas son las principales que deben satisfacerse si se desea que las proteínas de los alimentos cumplan en el cuerpo del ser humano con sus funciones.

Plato secundario: carnes, derivados de la carne, pescado o huevos. Estas fuentes de alimentación deben consumirse en cantidades moderadas e intermedias (la hambruna no debe satisfacerse basándose en el consumo proteico). Pueden complementarse con ensaladas o verduras, o con legumbres o batatas (no necesariamente fritas, también al horno, en puré, etc.).
El Postre: Lo recomendable es incluir al menos una fruta y alternar con productos derivados de la leche (por ejemplo: yogur cultivado).
La cena: Se debería orientar a que fuese, al igual que el almuerzo, otro momento de reunión familiar alrededor de la mesa, en un ambiente tranquilo y silencioso y evitando distracciones. La cena debe ser más frugal que la comida, y lo antes posible al dormir para que dé tiempo de hacer la digestión y tener sueños reparadores. Deben pasar al menos 2 o 3 horas antes de ir a la cama.

En resumen:
  • También se aconseja masticar varias veces la comida.
  •