El portal donde encontrarás todo sobre:
  • Dietas para adelgazar
  • Alimentación sana
  • Cura de enfermedades
  • Noticias diarias
  • Ejercicio, meditación y espiritualidad
 

 





El cáncer de pulmón: signos y síntomas

Si de afecciones cancerosas se trata, podemos decir que el cáncer de pulmón es uno de los que menor tasa de recuperación posee. De las personas que padecen tumores pulmonares malignos cada año, solamente un mínimo porcentaje logra curarse completamente.  Para lograr una máxima prevención y poseer mayores posibilidades de recuperación de esta enfermedad, se deben tener en cuenta 3 factores esenciales:
1) Es imprescindible no fumar nunca y si lo hace debe dejar de hacerlo lo antes posible.
2) Si el cáncer se detecta en sus fases iniciales mediante radiografías antes de que provoque síntomas, es posible extraerlo quirúrgicamente.
3) El tratamiento a realizar depende del tipo específico de células cancerígenas.

Para una detección precoz es aconsejable someterse a radiografías de tórax cada año, fundamentalmente los fumadores de más de 15 cigarrillos al día, y las personas que han estado expuestas al asbesto u otras sustancias cancerígenas. En el caso de encontrar una reciente anomalía, es preciso determinar de qué se trata. Si se cree que es una neumonía lo mejor es probar con antibióticos, en caso de que no den resultado el paciente debe someterse a un TAC mediante el cual se puede distinguir entre el cáncer y otras afecciones. Si la diferencia no se hace visible, lo más práctico es obtener una muestra de tejido para saber si el paciente padece cáncer de pulmón o no.  El cáncer de pulmón puede ser secundario, en caso de que proceda de otra parte del cuerpo o primario si se ha originado en los pulmones. Los tumores de origen primario puede dividirse en dos grandes grupos, por un lado se encuentra el de células no pequeñas, el cual si se detecta precozmente es posible curarlo mediante una combinación de radioterapia y quimioterapia. Por el otro, esta el de células pequeñas, en este caso la única solución posible es la extirpación quirúrgica del tumor. Existen mayores probabilidades de curación cuanto mas viejo se sea ya que el cáncer suele extenderse más rápidamente en personas jóvenes.

Se recomienda a las personas que padecen esta afección someterse a operación inmediatamente ya que como hemos dicho es mucho mas fácil extraerlo en tanto y en cuanto no se haya desarrollado demasiado. En caso de que sea demasiado tarde para operar se aconseja radioterapia, cirugía o quimioterapia solamente cuando el mismo resulta una molestia al paciente. De caso contrario, si no aparecen dolores es preferible dejar el tumor para no provocar más dolor innecesario. En este caso será el paciente el encargado en decidir si se debe operar o no, o si se debe aplicar un tratamiento que genere mayor dolor. Llegado el caso deberán tener en cuenta varios factores antes de resolver aplicar algún tratamiento: la edad, la presencia de otras enfermedades graves y si la función pulmonar era normal o no antes de diagnosticar el cáncer.

Elementos para una prevención:
 
  • No fumar nunca
  • Si fuma, dejar de hacerlo inmediatamente
  • Someterse a radiografías de tórax cada año, especialmente los fumadores
  • En todos los casos antes cualquier duda consulte siempre a su médico.

    el cancer de pulmon pulmonar