El portal donde encontrarás todo sobre:
  • Dietas para adelgazar
  • Alimentación sana
  • Cura de enfermedades
  • Noticias diarias
  • Ejercicio, meditación y espiritualidad
 

 


Sida: Síndrome de inmunodeficiencia adquirida o HIV

El Síndrome de inmunodeficiencia adquirida, mejor conocido como SIDA o HIV es causado por el virus de la inmunodeficiencia humano o VIH. Dicha enfermedad se transmite mediante el contacto directo con una gran cantidad de virus que se encuentra únicamente en el semen, en el flujo vaginal, en la sangre contaminada y en menor medida en la leche materna. Esta enfermedad se caracteriza ya que ataca a los linfocitos T-4 los cuales forman parte fundamental del sistema inmunológico del ser humano. Como consecuencia disminuye la capacidad de respuesta del organismo para hacer frente a infecciones oportunistas originadas por virus, bacterias, hongos, protozoos y otros tipos de infecciones.

Las causas más frecuentes de muerte entre enfermos de sida es la neumonía por Pneumocystis carinii, ciertos tipos de cáncer, complicaciones neurológicas, perdida de peso y deterioro físico, y tumores en la piel. No obstante, usted puede ser portador del virus y no presentar ningún síntoma. En este caso se recomienda al paciente un análisis adecuado de seropositividad. Si es portador deberá seguir el tratamiento que le indique su medio el cual puede incluir un recuento de las células T cada 3 o 4 meses. En dicho recuento se verificará si el valor de los linfocitos es mayor de 500, o si los valores se ubican entre 250 y 500, o si se ubican aun mas bajos lo que significa que el sistema inmunológico se encuentra sumamente alterado. Un recuento de bajas cantidades de linfocitos, en un paciente portador del VIH y que no presenta síntomas algunos indica una aproximación al desarrollo de la enfermedad.

Por lo general a dichos pacientes se aconseja un tratamiento con zidovudina y con otras drogas en forma conjunta (como el aciclovir o el AZT) que retrasará la capacidad de reproducción del virus.  Actualmente no se han encontrado curas posibles para el virus del sida, lo único que se conoce son tratamientos que retrasan la evolución de la enfermedad y medidas preventivas fundamentales para no contraerlo. Entre ellas se deben evitar las inyecciones intravenosas con materiales no descartables, el contacto sexual con más de una pareja y el uso de preservativos durante el acto sexual.

Claves importantes para la prevención:
 
  • Siempre utilice preservativo
  • No comparta agujas de uso intravenoso
  • Siempre exija el uso de material medico descartable
  • En todos los casos antes cualquier duda consulte siempre a su médico.

    virus del sida hiv